.:BR - en línea con tu mundo:.

INTERROGANTES PARA MENTES REFLEXIVAS: SOBRE EL COMBINATORIO HUELGA=CIERRE

Interrogantes para mentes reflexivas[1]: sobre el combinatorio huelga=cierre

(viejos debates y nuevos desafíos)

Por: Madeline Román

1. Hubo un tiempo en el trayecto del sistema de la Universidad de Puerto Rico donde las huelgas se implantaban con los Recintos abiertos, ¿por qué se piensa que esto ya no es posible?

2. ¿Por qué el combinatorio huelga/cierre se representa como la opción de resistencia por excelencia?

3. Supongamos que hay personas que entienden que la huelga es un instrumento cuya intención es aumentar la capacidad de negociación de un sector en particular, ¿cómo el decretar una huelga y/o el cierre de la Universidad en estos momentos supone un incremento en la capacidad de negociación del lado de los estudiantes?

4. Una huelga se decreta en un contexto institucional “x” y ésta aparece como la expresión de un antagonismo no resuelto, ¿contra qué o quien se decretaría una huelga en estos momentos una vez se reconoce que la Universidad (al menos en principio) es una víctima de los recortes impuestos? ¿Contra la Universidad, contra el gobierno, contra la Junta de Supervisión fiscal? Si fuese contra estos últimos dos, ¿cuál se entiende es la eficacia política del cierre?

5. ¿Por qué se piensa que las personas que proponen una universidad abierta son personas que están, bien sea "a favor de la administración", personas "conservadoras políticamente" o personas que "no están comprometidas con el bien común"? ¿Çómo se define incluso cada una de estos calificativos?

6. ¿Por qué se representa el combinatorio huelga/cierre como una radicalidad política? ¿Qué hay de aquellos que entienden que la radicalidad política estribaría en mantener la Universidad abierta? 

7. Si la Universidad de Puerto Rico estuviese ubicada en una ciudad donde las dependencias del sistema estuviesen distribuidas a todo lo largo y ancho de la ciudad, ¿esto impediría decretar una huelga?

8. Cuando la respuesta política (cerrar la universidad)  de un sector que se imagina en resistencia coincide con el interés de algunos sectores de poder (“que cierren la Universidad”), ¿esto no amerita una reflexión mayor?

9. Si aquello nombrado como “comunidad universitaria” se compone de cuatro sectores (estudiantes, profesores y personal exento no docente y sindicato ) ¿por qué no se propone celebrar un referéndum para que cada quien se exprese a favor o en contra de una huelga y a favor o en contra de un cierre? 

[1] Mentes que no se adscriben a la comunidad de creyentes, mentes capaces de producirse un centro de gravedad propio, mentes que no responden a politburó alguno, mentes que no piensan ni hablan en consignas, mentes que atienden a la convocatoria de Hannah Arendt de pensar sin barandillas.