HomeNotasTeenager Trabajando en Oficina de Puerto Rico En NYC

Teenager Trabajando en Oficina de Puerto Rico En NYC

Teenager Trabajando en Oficina de Puerto Rico En NYC

Nací en el Fanguito en Santurce, Puerto Rico y me crie en la ciudad de Nueva York desde los dos años.  Mi madre era secretaria del gobierno de Puerto Rico en San Juan, y logro trabajar en la Oficina de Migración de Puerto Rico cuando llego a Nueva York.  A través de mi niñez vi a mi madre vestirse meticulosamente para ir a su trabajo.  Yo la visite en la oficina cuando estaba libre de clases, y comprendí que aparte de su persona ser meticulosa, el ambiente y todos los trabajadores que la rodeaban eran similares.  Yo la admiraba, y quería ser como ella, como ellos, y trabajar allí.

Mi sueño se logro a los 14 años cuando solicite y recibí mis papeles de trabajo “working papers”.  En esa oficina tenían un programa en cual los hijos de trabajadores podían solicitar y trabajar durante el verano.  Me asignaron a la oficina de Administración-era un gran privilegio trabajar en la oficina del “Mister”.  “Mister” Hernández, al igual que las secretarias (3), asustaban de lo inteligente, profesional, y elegante  que eran todos.   Yo estaba estudiando secretarial y en ese lugar aprendí todo lo que conllevaba ser exitosa en mi futura carrera.  Yo sabía poco de Puerto Rico solo que nací allí, la comida criolla, la música, y un poco de español-lo suficiente para defenderme en ese trabajo. Pensé, aquí  no quepo-pero cupe.

Ese verano, aparte de trabajar y aprender de administración, aprendí acerca de los diferentes departamentos de la Oficina, y como interactuaban internamente y en conjunto con la Isla.  Escuchaba conversaciones con personas “importantes” del gobierno en Puerto Rico y como se manejaba ese enlace tan importante para los Boricuas  en Nueva York.  Además, tuve la oportunidad de interactuar con el departamento cual ayudaba a recién llegados de la Isla a conseguir tarjetas de identificación, trabajo, y otra ayuda.

Mi madre trabajaba en el Departamento de Compensación que se encargaba de procesar los casos de accidentes que sufrían los trabajadores agricultores de Puerto Rico contratados para la época de cosecha en EU, y luego regresaban a la Isla.  Llegue a visitar uno de los campos en Camden New Jersey cuando mi madre fue a entrevistar trabajadores para sus casos. Yo era joven pero vi el ambiente muy triste.   Otro verano, trabaje en el Departamento de Computación donde procesaban las nominas de los trabajadores agrícolas y los casos de compensación.  Pude comprender porque percibí la tristeza.

Trabaje durante varios veranos y a los 18 años logre trabajar como secretaria en Fomento, en el Departamento de Turismo y Convenciones, y poner en práctica todo lo que aprendí.   La oficina, muy elegante, era localizada en el 666 5ta Avenida (hoy  el dueño del edificio es el yerno de Trump). Ese departamento se encargaba de desarrollar itinerarios para compañías que querían tener convenciones en Puerto Rico, y turistas.  Ahí aprendí mas acerca de la Isla conectado al turismo.

Como dice Carmen Enid Acevedo, “¿Y porque esto es importante?” Pues es importante porque haber tenido la oportunidad de conocer la inteligencia, el profesionalismo, compromiso y dignidad de todas las personas con las cuales yo tuve el privilegio de interactuar, no solo tuve la mejor educación que podía lograr una joven Boricua estudiando secretarial en Nueva York, sino aprendí y me sentí conectada de alguna manera a mi Isla y su gente.  Además, debido a esta experiencia durante mi juventud,  me interese en continuar mis estudios hasta lograr obtener mi maestría en trabajo social y trabajar en clínica de salud mental.

De nuevo “¿Y porque esto es importante?”  Porque hoy día no puedo comprender el despelote y corrupción que la Isla está sufriendo.  Tal vez siempre hubo uno que otro corrupto, pero mis ojos jóvenes, pensamiento, observación, experiencia, y enseñanza me indica lo contrario.

Share With:
Rate This Article
Tags